En esta época del año, cuando todavía no hemos entrado en invierno lo que mas se cosecha en nuestra huerta ecológica son las coles. Estas las trasplantamos a la tierra entre junio y septiembre y las estamos recolectando, si todo va bien, hasta primeros de marzo.

Tenemos por un lado el repollo y la col picuda (o lombarda verde) que quizá de todas las coles sean las mas comunes y las mas consumidas, también las de cultivo mas fácil y resistente. Queremos hacer especial hincapié en la col picuda, una variedad de col consumida y cultivada en Asturias desde hace bastante y que se puede consumir tanto cocida o al vapor como cruda en ensaladas debido a su suavidad en el paladar, muy apetecible para ensaladas de invierno.

Por otro lado pondremos juntas a la coliflor, el brócoli y el romanescu, tres tipos de coles en las que lo que consumimos son las flores. Estás a la hora del cultivo son algo mas delicadas ya que su espigado es muy fácil, sobre todo el brócoli en cuanto hay un golpe de calor, y respecto a la coliflor si no contamos con una variedad que no cierre bien sus hojas son muy susceptibles de “mancharse”.

Todas ellas, como las anteriores y todas las coles que vamos a ver pertenecen a la familia de las crucíferas junto con los nabos y rábanos.

Como propiedades generales de todas las coles podemos destacar que son alimentos con pocas calorías, mucha fibra, y mas proteínas que otras verduras. También son fuente de valiosas vitaminas y minerales importantes, como la vitamina C, presente en cantidades superiores a las que presenta la naranja, carotenos, y vitaminas del complejo B, siendo una de las más importantes el ácido fólico. Además de ellas podemos obtener minerales como el potasio, calcio y magnesio, indispensables para el cuidado de músculos y huesos, así como para el funcionamiento del sistema nervioso. También protegen al organismo de muchas enfermedades, incluso de patologías degenerativas como el cáncer debido a que son fuente de compuestos sulfurados, con función antioxidante, antimicrobiana y antiinflamatoria.

Por último, respecto a las coles, y no por ello menos importantes,  en nuestra huerta cultivamos la berza y la kale. El consumo de la berza en Asturias es relativamente nuevo ya que durante mucho tiempo se cultivaba solo para consumo animal, hasta que alguien se dio cuenta que la berza podía ser muy beneficiosa para las personas. Y respecto a la Kale, como bien sabéis es otra berza, pero en este caso rizada y de hojas mas pequeñas que proviene del norte de Europa, ya que se ha puesto tanto de moda últimamente, haremos una entrada especial para esta berza mas adelante.

¡Ah!  Se nos olvidaban las exquisitas coles de Bruselas…

Estas últimas semanas hemos estado trasplantado un motón de cebolleta, ya sabéis la blanca para ensalada que pica algo menos y que empezaremos a recoger en abril y mayo. También hemos hecho siembra directa de los ajos mas pequeñinos que cosechamos el año pasado para coger ajetes tiernos este año, y si alguno se pone muy gordote lo dejaremos para ajo.

Además de todos estos cultivos, en estos momentos también contamos en nuestra huerta ecológica de Nava, con lechugas, acelgas verdes y espinacas en nuestros invernaderos que empezaremos a recolectar en breve. Y para abril o mayo los esperadísimos guisantes,

¡Y seguiremos cosechando puerros, que tenemos la huerta llena!

Las hortalizas de invierno en la huerta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies