Hoy os hablamos de la poco apreciada Escarola, sabemos que la gran mayoría no la incluís en vuestras mesas y en este nuevo post os animamos a descubrirla.

Su nombre científico es Cichorium endivia. Es de la familia de las compuesta, igual que la lechuga y la alcachofa. Es característica de esta familia botánica, la flor compuesta, formada por pequeñas flores que se aprecian como una sola flor.

Es una planta bianual, que florece durante el segundo año de cultivo. Las hojas de la mayoría de las variedades son rizadas.

Se distinguen los grupos de variedades de hoja rizada y de hoja ancha. Dentro de las variedades de hoja rizada destacan las variedades Wallones, que son escarolas muy grandes y resistentes al frío, por lo que ahora la tenéis de temporada en nuestra huertina.

Se le suponen varios orígenes desde toda la cuenca mediterránea hasta la India donde era mas utilizada como planta medicinal que como hortaliza.

Sin saber ciertamente su origen, los egipcios la cultivaban, a pesar de su amargor. Pero fueron los árabes, quienes vieron sus propiedades medicinales y la cultivaron considerablemente.

Se le llamaba “escariola”, que era una especie de achicoria, de hojas largas, aunque para otros autores dicha palabra era utilizada por los bárbaros o extranjeros, ya que la palabra original latina era “seriola” o pequeña seris, es decir, “escarola en latín”.

Fue en el siglo XVI, cuando se descubrió su proceso de blanqueo, consistente en atar la planta, para que el cogollo, privado de luz, adquiriera un tono claro.

Es un alimento que es poco nutritivo, pero estimulante del apetito, vigorizante y refrescante. Su contenido en minerales es mucho más alto que en la lechuga, así tenemos que es muy rica en potasio, ácido fólico, hierro, calcio, magnesio y antioxidantes. Dentro del grupo vitamínico, su principal riqueza es la vitamina A. Los principios amargos la hacen indicada para estimular la secreción de la bilis y prevenir los cálculos biliares.

Y para que os animéis a degustarla aquí os dejamos una receta de ensalada diferente y original que podéis hacer con ella:

Ensalada de escarola y naranja.

Fuente: Horticom. Horturba. Gran enciclopedia de los Alimentos.

Fotos: Las Hortalizas del Valle.

La Escarola. La “lechuga” poco apreciada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies